English | Español

CT cardiológica

External Beam Radiotherapy

La CT se viene utilizando en a) angiografía coronaria (CTA coronaria) y b) estratificaciónde calcio en coronarias. Tradicionalmente las arterias coronarias se han venido explorado mediante técnicas invasivas de angiografía, en las que se inserta un tubo muy delgado (catéter) en un vaso sanguíneo a través de la ingle o el brazo, se inyecta un elemento de contraste cuando el extremo del catéter se encuentra en el lugar deseado, y se toman radiografías bajo control fluoroscópico de rayos X. Actualmente existen alternativas para explorar las arterias coronarias, tales como la CT moderna. Generalmente este tipo de exploraciones se realizan con equipos de CT de detectores múltiples (MDCT), pero antes también se realizaban con equipos de CT por haz de electrones (EBCT). De manera análoga se realizan en la actualidad los estudios de estratificaciónde calcificaciones coronarias con la MDCT (anteriormente, también se realizaban con la EBCT). La calcificación coronaria se define generalmente como una placa que ocupe al menos 3 píxeles consecutivos (un área típica de aproximadamente 1 mm2) con una densidad igual o superior a 130 unidades Hounsfield. Para muchas de las aplicaciones actuales de la angiografía por CT se necesita al menos un equipo de MDCT de 16 cortes, y para obtener una buena visualización de las lesiones sería necesario utilizar uno de 64 cortes. Estudios recientes indican que la angiografía por CT de 64 cortes proporciona una gran exactitud para descartar estenosis coronaria significativa (más del 50% de estrechamiento de la luz) con un valor de predicción de negativos de más del 95%, salvo que exista una calcificación arterial severa.

N. del T. En la EBCT el tubo de rayos X y su correspondiente ánodo de tungsteno rodean al paciente. En lugar de una rotación mecánica de todo el tubo de rayos X, lo que se desplaza es el haz de electrones que genera los rayos X, sin desplazamiento de elementos mecánicos.

N. del T. La denominación inglesa “calcium scoring”, que aquí se ha traducido por “estratificacióndel calcio”, es la evaluación del grado y extensión de los depósitos de calcio en las paredes de las arterias coronarias.

Imagen de CT cardiológica que muestra las placas calcificadas.

1. ¿Qué pautas pueden ayudar a los profesionales de la salud a justificar los exámenes de CT y a evitar dosis de radiación innecesarias?

  • Los beneficios superan claramente a los riesgos
  • El riesgo aumenta al aumentar el número de exámenes de CT del mismo paciente, por lo que se debería justificar cuidadosamente cada uno de estos exámenes
  • Se debería optimizar adecuadamente la técnica de los exámenes de CT de manera que se imparta la dosis más baja posible sin comprometer la calidad de imagen que se necesita para lograr el objetivo médico
  • No se debería descartar una exploración que es necesaria, apoyándose en razones de protección necesaria

Es recomendable que quien justifique los exámenes sea un médico que esté familiarizado con la historia clínica del paciente. Además, se debería optimizar la CT para cada individuo concreto, respondiendo a la siguiente pregunta: ¿se puede realizar este examen de tal manera que se reduzca la dosis a ese paciente en particular? Más información »

Inicio de página

2. ¿Cuán elevadas son las dosis a los pacientes en exámenes de CT cardiológica en comparación con las de otros estudios radiográficos?

La dosis al paciente es un aspecto importante, ya que en esta modalidad, la dosis no es pequeña en comparación con las de otros procedimientos radiológicos. No se puede considerar que la dosis por un único examen de angiografía coronaria por CT (CTA) debidamente justificado implique un riesgo significativo, pero si se ha de repetir dicho examen un cierto número de veces, o si éste no está plenamente justificado, el riesgo de la radiación se convierte en un aspecto importante, ya que éste podría ser superior a los beneficios. El cuadro 1 muestra valores de dosis efectiva en angiografía coronaria por CT y una comparación con las de otros procedimientos.

Cuadro 1: COMPARACIÓN DE LAS DOSIS EFECTIVAS APROXIMADAS EN ANGIOGRAFÍA POR CT CON LAS DE OTRO EXÁMENES COMUNES

Tipo de examen Dosis efectiva (mSv)
Angiografía coronaria por CT (con MDCT helicoidal) 8-30
MDCT axial de baja dosis con sincronización cardiaca prospectiva 2-3
Angiografía coronaria por CT (con EBCT) 1 a 2
Estratificación de calcio con CTMD 1.5
Estratificaciónde calcio con EBCT 1
CT de tórax 10
Angiografía coronaria convencional invasiva De 2 a 22, pero los valores típicos son de 3 a 10
Radiografía de tórax (una proyección PA) 0.02
Radiación anual de fondo natural (media mundial) 2.4


Inicio de página

3. ¿Es la CT cardiológica un método válido para estudios de cribado de las enfermedades coronarias?

Por el momento, la angiografía coronaria por CT no es un método apto para este propósito. La angiografía coronaria invasiva convencional sigue siendo el método de elección para evaluar la anatomía coronaria. Existen algunas declaraciones de principio, emitidas por las asociaciones profesionales, sobre el cribado mediante exámenes de estratificación de calcio con angiografía coronaria con CT. En el año 2006 el Colegio Americano de Cardiología y la Asociación Americana del Corazón emitieron una declaración consensuada en la que se desaconseja la utilización de la angiografía coronaria por CT como método de cribado para cuantificar el calcio en individuos asintomáticos [AHA 2006]. Más recientemente, se ha sugerido que esta prueba, todavía controvertida, puede tener un modesto papel con un pequeño aporte a la predicción de riesgo en pacientes asintomáticos con perfil de riesgo intermedio o en pacientes con síntomas cardiacos atípicos (como “examen de exclusión” para descartar la enfermedad) [AHA 2007].

Inicio de página

4. ¿Cuáles son las recomendaciones más recientes para exámenes de las enfermedades coronarias tanto en pacientes sintomáticos como asintomáticos?

La Asociación Americana del Corazón, AHA, en declaraciones recientes sobre la angiografía coronaria con CT, ha reconocido que esta técnica ofrece mayor disponibilidad, mayor resolución espacial, menor tiempo de exploración y una mejor aceptación por parte de los pacientes. Las declaraciones también incluyen a la angiografía por resonancia magnética (MRA) como modalidad sin radiación ionizante y sin contraste yodado [AHA 2008]. Los aspectos más importantes son los siguientes:

  • Ni la CTA ni la MRA se deberían utilizar para cribado de enfermedades coronarias en pacientes asintomáticos.
  • No hay datos de distintos proveedores sobre la angiografía coronaria por MDCT ni sobre la coronariografía de corazón entero por MRA. Deberían realizarse estudios de validación de equipos de múltiples proveedores en múltiples centros hospitalarios.
  • Los pacientes sintomáticos con "riesgo intermedio" de padecer enfermedades coronarias, después que se haya hecho la clasificación inicial del riesgo, son quienes más se pueden beneficiar de la angiografía coronaria no invasiva, lo cual incluye a los pacientes cuyos resultados de la prueba de esfuerzo hayan sido dudosos.
  • No se recomienda la CTA en pacientes de alto riesgo, por cuestiones de dosis de radiación y por su dudosa utilidad en pacientes con calcificaciones coronarias severas, dada su probable pérdida de exactitud.
  • Las anomalías de las arterias coronarias se pueden evaluar con ambos métodos, siendo preferible la MRA si se dispone de ésta.
  • Los informes deberían incluir las evaluaciones técnicas de calidad, así como los hallazgos coronarios y no cardiacos significativos
  • Se recomienda seguir investigando la aptitud de estas técnicas para detectar, caracterizar y medir las placas ateroscleróticas, así como su evolución.

Estas recomendaciones están sujetas a los cambios que pudieran surgir de los avances en el hardware y el software de los equipos.

Inicio de página

5. ¿Es posible reducir la dosis de radiación a los pacientes en exámenes de CT cardiológica?

Es evidente que se puede reducir la dosis en casi en todo tipo de estudios con CT [Publicaciones 87 y 102 de la ICRP]. Concretamente, para la CT cardiológica se ha demostrado que si se aplican protocolos de MDCT adaptados al peso corporal del paciente se puede reducir la dosis efectiva aproximadamente en un 12% en los hombres y 25% en las mujeres [MAHNKEN, et al., 2003]. También es eficaz elegir cuidadosamente los datos técnicos como kVp, mAs y longitud del examen. Además, los estudios con modulación de mA durante el ciclo cardíaco y las nuevas técnicas de sincronización cardíaca, tales como los protocolos de sincronización con el ECG y las exploraciones de órgano completo ofrecen oportunidades de reducción adicional. Otra opción es evitar completamente la radiación ionizante utilizando la MRA, siempre que ésta se halle disponible. Más información »

Inicio de página

6. ¿Existe riesgo de que un estudio de angiografía por CT pueda inducir cáncer?

El aumento del riesgo con dosis inferiores a los 100 mSv es un tema discutible ya que los estudios epidemiológicos aportan muy pocos datos que demuestren la inducción de dicho efecto a estos niveles de dosis. Dado que las dosis en la CT cardiológica son inferiores a los 100 mSv, lo único que se puede hacer es estimar el riesgo apoyándose en hipótesis sobre la relación entre dosis y respuesta, pero la realización de múltiples exámenes de CT al mismo paciente puede dar lugar a que las dosis igualen o superen los 100 mSv. La ICRP estima que el riesgo de cáncer mortal radioinducido en la población adulta es de aproximadamente 5% Sv-1, o de 0,005% Sv-1, si se utiliza la hipótesis lineal sin umbral en cuanto a la relación entre dosis y respuesta. El Comité BEIR VII de la Academia Nacional de las Ciencias de EEUU ha presentado recientemente estimaciones del riesgo de cáncer radioinducido en función de la edad. Los posibles riesgos de radiación se pueden comparar con el riesgo de cáncer espontáneo mortal (alrededor del 20%) y con la incidencia de cáncer espontáneo (alrededor del 40%) (Cuadro 2). Dado el interés que despierta actualmente la sensibilidad del tejido mamario a la radiación, se debería prestar especial atención a la protección radiológica cuando se realicen este tipo de exámenes a mujeres jóvenes. Es necesario hacer todos los esfuerzos posibles para que se utilicen los protocolos de baja dosis.

Cuadro 2: ESTIMACIÓN DE LA DOSIS MEDIA Y DEL RIESGO DE VARIAS TÉCNICAS DE IMAGEN CARDIOLÓGICA PARA UNA POBLACIÓN ADULTA(SIN TENER EN CUENTA NI EDAD NI SEXO) (Nota: Las estimaciones de riesgo no se pueden utilizar para individuos, pues sólo son válidas para grupos)

Dosis efectiva aproximada (mSv) Riesgo aproximado de muerte por cáncer radioinducidoa por exploración
1 mSv 0.005%
2 mSv 0.01%
3-5 mSv 0.015-0.025%
10 mSv 0.05%
25 mSv 0. 125%

aLa incidencia del cáncer radioinducido es aproximadamente el doble que el riesgo de muerte por cáncer.

Inicio de página

Referencias


Social Media

 
Copyright © 2013 International Atomic Energy Agency, Vienna International Centre, PO Box 100, 1400 Vienna, Austria