English | Español

Radiografia

External Beam Radiotherapy

La radiografía se puede considerar como una "fotografía con rayos X". Las imágenes que se forman al pasar un haz de rayos X a través de una parte del cuerpo de un paciente, impresionan una película o se graban en algún tipo de soporte digital. En general, las imágenes impresionadas en película se ven a modo de transparencias en un negatoscopio o dispositivo de iluminación y las imágenes digitales se ven en la pantalla de un ordenador.

En general en todo el mundo se tiende a pasar de la radiografía en película a la radiografía digital. Esto es parecido a lo que sucede en otros campos, tales como las comunicaciones y la industria del espectáculo, en los que el uso de la tecnología digital aporta ventajas claras.

Algunas de las ventajas específicas de la radiografía digital son las siguientes:

  • la eliminación de los procesos químicos del revelado de las películas,
  • la reducción de las necesidades de espacio para almacenar imágenes,
  • la posibilidad de procesar digitalmente las imágenes para optimizar su calidad y mejorar la visibilidad de las patologías,
  • la rápida transmisión de imágenes a otros lugares para que las puedan ver otros médicos.

Si bien la radiografía digital ofrece ventajas claras, en la actualidad puede no ser aún la opción más adecuada para muchos establecimientos clínicos debido a su costo y a otros aspectos operativos.

Es importante ser consciente de que los elementos principales de la información de la imagen y de la exposición de los pacientes a la radiación no vienen determinados por el tipo de soporte radiográfico (fotográfico o digital), sino por la elección de las características del sistema de imagen y de los parámetros de operación para cada exploración clínica.

Preguntas más frecuentes

1. ¿Puedo reducir la exposición de mis pacientes a la radiación reduciendo los valores de kV?

Radiography

No. En general, la reducción de kV aumentaría la exposición del paciente. En radiología cuando se reducen los valores de kV, tanto la exposición de salida del tubo de rayos X como la penetración de la radiación a través del paciente se reducen. Esto obliga entonces a aumentar la carga del tubo, PIt (en mAs), para obtener la misma exposición de la película. El resultado general es un aumento de la exposición del paciente.

Lo más apropiado es seleccionar un valor de kV para cada estudio clínico específico que proporcione el adecuado equilibrio del contraste de la imagen y la exposición del paciente. Con el fin de determinar el valor óptimo de kV para cada exposicón se deben utilizar tablas de datos técnicos establecidas. Los operadores deben tener la formación y experiencia necesarias para evaluar el espesor del paciente y otros aspectos que se han de teners en cuenta al seleccionar los valores de kV adecuados.

Inicio de página

2. ¿Se debe tomar alguna precaución para evitar la exposición innecesaria de los pacientes en radiografía digital?

Sí, hay una característica de la radiografía digital que puede causar la exposición innecesaria de los pacientes. Es el amplio rango dinámico de exposición de los receptores de imagen radiográfica digital. Esta característica permite que se obtengan imágenes que "se ven bien" y tienen un contraste adecuado, pero con niveles de exposición muy diferentes. Esto es un problema menor en la radiografía convencional porque la "sobreexposición" produce una imagen oscura (vela la película) lo cual se reconoce como tal. Sin embargo, una radiografía digital sobreexpuesta se ve bien y no se la reconoce como una radiografía obtenida con una exposición innecesaria.

En radiografía digital lo más apropiado es controlar la exposición de cada exploración leyendo el índice de exposición u otro indicador de la misma y formar al personal en la elección de los datos técnicos de exposición más adecuados para cada estudio.

Inicio de página

3. ¿Es bueno elegir pantallas intensificadoras del tipo "elevada sensibilidad (velocidad)", que necesitan una exposición relativamente baja, y utilizarlas para todos los exámenes radiológicos en mis instalaciones?

No. Aunque las pantallas intensificadoras de elevada sensibilidad (alta velocidad) son apropiadas para muchos exámenes, especialmente cuando la exposición del paciente es importante, no proporcionan la visibilidad de detalle que se necesita en algunos tipos de radiografías, tales como las de tórax y esqueleto. En el manual de procedimientos de la instalación se deben identificar las pantallas intensificadoras y las películas más adecuadas para cada tipo de examen clínico.

Es deseable disponer de una variedad de pantallas intensificadoras que permita elegir la más apropiada para cada procedimiento. Los operadores deben conocer bien las características de las pantallas intensificadoras disponibles en sus instalaciones. Se debe identificar debidamente qué pantallas intensificadoras proporcionan una imagen óptima para cada tipo de examen, en cuanto a la información contenida en la imagen, y ponerlo en conocimiento del personal. Leer más »

Inicio de página

4. ¿Qué puedo hacer para garantizar que el espectro del haz de rayos X esté optimizado para los diversos estudios clínicos que se realizan en nuestras instalaciones?

El espectro de un haz de rayos X está optimizado si se logra el equilibrio adecuado entre la calidad de la imagen (contraste, resolución, ruido) y la exposición al paciente.

En un equipo de rayos X el espectro viene determinado por una combinación del filtrado del haz y del valor de kV.

El primer paso es hacer que un físico o ingeniero revise periódicamente los aparatos, siguiendo el programa de control de calidad de los equipos, para confirmar que la filtración del haz es la adecuada y para calibrar el dispositivo de control de kV.

El segundo paso es asegurarse de que el personal utiliza los valores óptimos de kV y de filtración del haz para cada tipo de examen.

En el manual de procedimientos y en las tablas de datos técnicos de la instalación se deben identificar los datos de exposición (kV, tamaño de imagen, etc) más adecuados para cada tipo de examen .

Inicio de página

5. ¿Garantiza el uso del control automático de exposición (AEC) que sea correcta la exposición de los pacientes al tomar la radiografía?

No, no siempre. El uso apropiado de un AEC bien calibrado y ajustado es útil para reducir al mínimo la exposición innecesaria de los pacientes. Sin embargo, si el AEC no está bien calibrado y los sensores no están correctamente ubicados respecto al área anatómica a examinar, se producirían exposiciones incorrectas. Especial atención se necesita si los equipos se emplean para pacientes pediátricos, ya que algunos datos de exposición pueden llegar a ser superiores a los necesarios. Además, una exposición incorrecta de la película podría obligar a repetir la radiografía sometiendo al paciente a una exposición adicional.

Lo más apropiado es garantizar la correcta evaluación y calibración del AEC mediante el programa de control de calidad de los equipos, así como la adecuada formación y experiencia del personal.

Inicio de página

6. ¿De qué manera se reduce la exposición innecesaria de pacientes en radiografía realizando "análisis de radiografías rechazadas”?

Para analizar las radiografías rechazadas se deben conservar todas las películas “rechazadas”, lo que permite evaluarlas después periódicamente y determinar la causa de dicho rechazo y de la repetición de exposiciones. El objetivo es reducir la cantidad de repeticiones de exámenes corrigiendo problemas técnicos y mejorando la capacitación del personal. El análisis de radiografías rechazadas cumple una función importante en el marco del programa de garantía de calidad en radiodiagnóstico.

En caso de la radiografía digital, se debe establecer un procedimiento para identificar y analizar todas las imágenes que se hayan repetido a causa de problemas de calidad, posición, etc. Se debe utilizar esta información para formar y orientar del personal a fin de reducir la necesidad de repetir exposiciones. Leer más »

Inicio de página

7. ¿Tiene la calidad del revelado químico de la película radiográfica algún efecto sobre la exposición de un paciente a la radiación?

Sí. Mantener una alta calidad en el revelado de la película reduce la exposición innecesaria al paciente de varias maneras. En primer lugar, si el revelado de la película es insuficientemente, y aparece como subexpuesta, la reacción habitual es aumentar la exposición del paciente y de la película para intentar compensarlo. Esto da lugar a una exposición innecesaria del paciente. En segundo lugar, si el revelado no está bien regulado y fluctúa con el tiempo, podría dar lugar a exposiciones incorrectas de algunas películas, lo que obligaría a realizar repeticiones. Esto también es causa de exposición innecesaria del paciente. Lo apropiado es disponer de un buen procedimiento de control de calidad de las reveladoras que garantice un revelado adecuado y constante.

Inicio de página

8. ¿Afecta el tamaño de la imagen (o área cubierta por el haz de rayos X) afecta a la exposición del paciente a la radiación?

Sí. El que reduzcamos el tamaño del haz de rayos X (campo visual) no significa que vayamos a reducir significativamente la dosis absorbida en los tejidos que permanecen dentro del haz de rayos X. La ventaja de reducir el tamaño del haz es que se mantienen fuera del mismo otros tejidos y órganos que no se necesitan en la imagen. Se puede, por tanto, alcanzar una reducción significativa de la dosis, especialmente a los tejidos y órganos sensibles a la radiación, si se colima el haz y se colocan dispositivos de blindaje en el cuerpo del paciente

Inicio de página



 
Copyright © 2013 International Atomic Energy Agency, Vienna International Centre, PO Box 100, 1400 Vienna, Austria