English | Español

Protección del personal y gestión de las instalaciones

Preguntas

1. ¿Cuáles son los niveles típicos de dosis al personal en radiología dental?

Los empleados que realizan radiografías dentales normalmente no deberían recibir dosis de radiación significativas, siempre que se apliquen las medidas normales de protección radiológica, tales como la distancia y el blindaje. Un informe del Reino Unido estima que el nivel medio de dosis es inferior a 0,1 mSv por año, en las condiciones de la práctica odontológica de dicho país [NRPB 263]. En EE.UU. los informes indican que la dosis media recibida por los trabajadores de radiología dental es de 0,2 mSv [NCRP 107].

Inicio de página

2. ¿Es necesaria la vigilancia radiológica del personal en la práctica de la odontología?

Teniendo en cuenta que los niveles de dosis que recibe el personal en radiología dental son muy bajos, se considera generalmente que la vigilancia radiológica del personal de manera regular es deseable pero no necesaria [CE-RP 136]. Sin embargo, debe prestarse la debida atención a las reglamentaciones nacionales, que varían este aspecto. Las guías del Reino Unido especifican que normalmente no se necesita vigilancia radiológica a menos que las evaluaciones de riesgos indiquen que sea probable que las dosis individuales sean superiores a 1 mSv por año. Sin embargo, las directrices nacionales de otros países recomiendan que se lleve a cabo la vigilancia radiológica del personal en todas las clínicas dentales con equipos de rayos X [CE-RP 136]. En los países en los que la reglamentación no exige la vigilancia radiológica individual, puede ser útil evaluar la práctica mediante la vigilancia de una o más personas cada cierto tiempo.

Inicio de página

3. ¿Puede una empleada que esté embarazada seguir trabajando en el departamento de radiología dental?

Es muy poco habitual que el personal de radiología dental supere el límite de dosis de 1 mSv establecido para el feto. Aún así, es conveniente que las empleadas informen a sus superiores en caso de que estén embarazadas. El facultativo médico debería garantizar la optimización de las condiciones de trabajo de las empleadas embarazadas para que no se superen los límites de dosis establecidos. En general, deberían adaptarse las condiciones de trabajo, una vez confirmado el embarazo, de manera que sea altamente improbable que la dosis al feto supere el límite de 1 mSv durante el resto del embarazo. Para obtener información más detallada acerca del embarazo, pulse aquí ».

Inicio de página

4. ¿Quién debería sostener la película mientras se realiza una radiografía dental?

Los miembros del personal no deberían sujetar la película en su posición. Debería ser el paciente quien lo haga en caso necesario, pero sólo cuando ésta no se pueda mantener en su posición sin que alguien la sostenga. En caso de que el paciente no sea capaz de sujetar la película por sí mismo y sea necesaria otra persona para hacerlo, debería ser el cuidador del paciente quien lo haga, y debería utilizar pinzas u otros utensilios (por ejemplo, un soporte especialmente diseñado para la película dental), de manera que los dedos se mantengan fuera del haz primario.

Inicio de página

5. ¿Es necesario construir un blindaje estructural en el las instalaciones de radiografía dental?

En el objetivo de diseño de una instalación se incluye el garantizar que no se superen los límites de dosis establecidos. Para esto es necesario tomar en consideración el volumen de trabajo, el tamaño de la instalación, el tiempo que las personas permanecen en las zonas de alrededor, etc., y la mejor manera de lograrlo es con el asesoramiento de un experto en protección radiológica. Dependiendo de la normativa de cada país, puede ser obligatorio obtener de las autoridades reguladoras, una autorización o licencia para el blindaje estructural u otras medidas de protección radiológica.

Inicio de página

6. ¿Qué personas pueden estar presentes en la sala durante la exposición radiográfica?

En el caso de ser una sala de un solo sillón dental, ninguna persona debe permanecer en la sala durante una exposición radiográfica a menos que su presencia sea necesaria para la realización del examen. Las personas que participen deben estar protegidas tras un blindaje que permita ver al paciente y el indicador de exposición, o usar un delantal plomado, o permanecer al menos a 2 metros de distancia de la fuente de radiación dispersa, es decir, de la cabeza del paciente, y fuera del haz directo [RPS 10]. En el caso de una sala de múltiples sillones, ésta debería contar con los blindajes adecuados entre sillones.

Inicio de página

Referencias


Social Media

 
Copyright © 2013 International Atomic Energy Agency, Vienna International Centre, PO Box 100, 1400 Vienna, Austria