English | Español

Exploraciones de PET / CT

La formación de imágenes con un equipo que combina la tomografía por emisión de positrones y la tomografía computada (PET / CT) proporciona los beneficios especiales de ambas en un mismo examen, es decir, una técnica de imagen altamente sensible aplicable a oncología, cardiología, neurología y a enfermedades infecciosas e inflamatorias. La información que proporciona la PET es muy diferente de la de la CT, pero al mismo tiempo ambas son complementarias entre sí. La PET muestra las zonas con un aumento de la actividad metabólica, mientras que la CT muestra localizaciones anatómicas con gran detalle. La combinación de ambas imágenes permite al médico determinar si una zona de alta actividad metabólica es relevante, y en caso afirmativo, determinar con certeza su ubicación. A menudo, se repiten exploraciones de PET / CT para dar seguimiento al tratamiento de una enfermedad concreta. El radiotrazador que más se utiliza en la PET es la 18F-FDG (fluoro desoxiglucosa), cuyo período de semidesintegración muy corto (110 min), reduce la exposición, en comparación con la de otros radionúclidos de uso común, tales como el 99mTC (6 horas) y el 201Tl (72 horas).

La administración de 18F implica la exposición interna del paciente y la exposición externa de bajo nivel a otras personas que se hallen cerca. Los rayos X que emite el equipo de CT sólo irradian al paciente, y esto ocurre únicamente durante la exploración. Siempre que se necesite repetir un examen de PET/CT, la CT se debería realizar con técnica de baja dosis.

Protección de los pacientes

Protección de los niños, mujeres embarazadas, madres en período de lactancia y personas acompañantes

Protección del público

Protección del personal

Requisitos sobre la formación del personal

1. ¿Cuán elevada es la dosis de radiación de la PET / CT en comparación con las de otros tipos de examen?

Un examen de PET / CT tiene dos componentes, la imagen de PET y la de CT que se obtienen conjuntamente. Los niveles de exposición a la radiación debidos a la CT pueden variar en un amplio margen, dependiendo del tipo de exploración, de la zona del cuerpo que se examina y del propósito de la prueba. En su forma más simple, la CT se utiliza sólo para localizar anatómicamente las anomalías que se detectan en la imagen de PET (exploración no diagnóstica). La dosis de la CT en estos casos puede ser baja (por ejemplo, una dosis efectiva de unos 7 mSv para un estudio de cuerpo entero). Sin embargo, la de una exploración diagnóstica de alta resolución puede ser muy alta (hasta 30 mSv para una exploración de CT de cuerpo entero). La dosis efectiva de una exploración de PET es modesta y depende de la actividad de la FDG (18 F-fluoro desoxiglucosa) inyectada; normalmente la dosis efectiva en adultos es de 8 mSv con una actividad de 400 MBq de FDG administrada, y es la misma si la zona a explorar es el cuerpo entero o si es sólo una parte del mismo. Se pueden reducir mucho las dosis en las exploraciones de PET / CT modificando los parámetros de obtención de la CT. Exámenes radiográficos convencionales, tales como las radiografías de tórax, abdomen y esqueleto también implican una dosis de radiación, pero ésta es tan sólo una fracción de la de un examen de CT. Otras técnicas, como la ecografía y la resonancia magnética (MRI), no implican exposición a radiación ionizante. Más información sobre la reducción de la dosis en los exámenes de CT se halla disponible aquí »

Inicio de página

2. ¿Aumentan los riesgos de la radiación si se repiten exámenes radiológicos al mismo paciente?

Sí. Se sabe que los efectos de la radiación son de naturaleza acumulativa. Sin embargo, los mecanismos de reparación en el cuerpo son muy activos; espaciando los exámenes en intervalos de tiempo adecuados se puede contribuir a reducir los efectos de la radiación, tal como ocurre en radioterapia. Por el momento no existe ningún mecanismo formal para registrar y hacer el seguimiento de la exposición a la radiación acumulada por un paciente, similar al que se hace con el personal (trabajadores). Se recomienda a los pacientes que, en su propio interés, informen sobre sus exámenes radiológicos previos a todos los médicos que los atiendan.

Inicio de página

3. ¿Corren los pacientes diabéticos algún riesgo adicional al someterse a un examen de PET?

No. A pesar de que la exploración de PET implica la administración de una pequeña cantidad de glucosa, esto no afectará a la diabetes. Es importante, sin embargo, que el personal que participa en la realización de la PET sea consciente de que el paciente es diabético, para garantizar el logro de los mejores resultados posibles de la exploración, evitando al mismo tiempo una dosis de radiación innecesaria.

Inicio de página

4. ¿Se puede realizar a un paciente un examen de CT, de rayos X o de MRI el mismo día que una exploración de PET/CT?

La exploración de PET no afectará a la realización de estos otros exámenes. Sin embargo, si el mismo paciente tiene varios exámenes por imagen programados, se debe prestar especial atención a evitar la duplicación innecesaria de los mismos, asegurando que todos los médicos que atiendan a este paciente sean conscientes de todas las exploraciones que le realicen.

Inicio de página

5. ¿Corren los niños sometidos a una exploración de PET / CT mayores riesgos a causa de la radiación?

Sí. Los niños son más sensibles a la radiación que los adultos. Toda radiación implica en teoría un riesgo de inducir cáncer. La dosis efectiva al paciente en una exploración de PET / CT puede estar entre 5 y 8 mSv. Si el examen está justificado y se prevé que aporte beneficios significativos para el paciente, la relación beneficio / riesgo será alta. Por lo tanto, es importante justificar cada examen. Una vez que el estudio está justificado, es necesario optimizar la realización del mismo con el fin de reducir la dosis al paciente sin comprometer la información diagnóstica.

Inicio de página

6. ¿Puede un niño acompañar a un paciente en las instalaciones de PET / CT?

No es aconsejable llevar a los niños a las instalaciones de PET / CT. Es importante que el paciente esté relajado desde que se administra el radiofármaco hasta al inicio de la exploración, para que el personal realice la mejor exploración posible. Además, se debe evitar en la medida de lo posible exponer a los niños acompañantes a la radiación emitida por los pacientes, aunque ésta sea baja.

Inicio de página

7. ¿Puede una mujer embarazada acompañar a un amigo, a su pareja o a un niño a quien se realiza una exploración de PET/CT?

No es deseable. Aunque la dosis de la radiación procedente del paciente explorado es bastante baja, es aconsejable mantener la exposición del feto tan baja como sea razonablemente posible. En el caso de que se necesite la presencia de una mujer embarazada para calmar a un niño pequeño, se le debería advertir que mantenga cierta distancia al niño y de otros pacientes que se hayan sometido a exploraciones de PET u otros estudios diagnósticos o terapéuticos con radionúclidos. En tal caso, el tiempo que pase en contacto o en proximidad debe ser el más corto posible.

Inicio de página

8. ¿Puede una paciente amamantar después de haber tenido una exploración de PET/CT?

Pequeñas cantidades de la 18 F-FDG que se administra a la paciente pueden ser eliminadas con la leche materna. En condiciones normales, la exploración debería retrasarse hasta que la lactancia haya terminado. Si el examen se necesita con urgencia y no se puede posponer, se recomienda que la madre se ordeñe antes del examen con el fin de utilizar la leche para alimentar a su bebé después de la exploración. Además, también se debe ordeñar y desechar toda la leche producida durante las dos horas posteriores a la exploración. Después de esto se podrá reanudar la lactancia materna con normalidad.

Inicio de página

9. ¿Qué ocurre si una auxiliar de clínica se encuentra en la fase inicial del embarazo y está expuesta a un paciente que se ha sometido a una exploración de PET / CT?

Esta exposición no supone un riesgo significativo. Para ver más información »

Inicio de página

10. Después de una exploración de PET, ¿cuánto tiempo debe esperar un paciente antes de utilizar el transporte público para que no se activen los detectores de radiación?

Con la debida precaución para las mujeres embarazadas y los niños, un paciente que viaja en transporte público tras una exploración de PET/CT no supone un riesgo para los demás pasajeros, tal como se especifica en la respuesta a la Pregunta 7. Sin embargo, en algunos países, los detectores de radiación instalados en zonas comunes y en lugares específicos, tales como los aeropuertos, se pueden activar de forma accidental, incluso con pequeñas cantidades de radiación. Los detectores de radiación son actualmente más sensibles que nunca. Sin embargo, los radionúclidos utilizados para la PET se desintegran con tanta rapidez que, tan sólo 24 horas después, no existe el riesgo de activar un detector de radiación. Sin embargo se recomienda que el paciente lleve consigo un certificado en el que conste que esa persona ha sido objeto de un estudio de PET/C, por si le hacen preguntas.

Inicio de página

11. ¿Debe un paciente restringir sus actividades tras una exploración de PET/CT?

No. Aunque el examen implica la administración de una sustancia radiactiva, que dará lugar a la exposición a la radiación de las personas a su alrededor, la cantidad de radiación que se emite desde el paciente después de la exploración es pequeña. El paciente puede llevar a cabo todas sus actividades habituales sin ningún riesgo para los demás, con la única precaución de limitar el contacto con mujeres embarazadas y niños, tal como se especifica en la respuesta a la Pregunta 7.

Inicio de página

12. ¿Se necesita alguna restricción adicional de los hábitos de un paciente al que se han administrado otros trazadores emisores de positrones distintos de la 18F-FDG?

La 18 F-FDG es, con diferencia, el radiotrazador más utilizado. Otros marcadores con un período de semidesintegración más corto (por ejemplo, 82Rb, 13 N en forma de amoniaco, 11 C y agua con 15O) decaen mucho más rápido que la 18 F-FDG, y por lo tanto no requieren restricciones adicionales. No se han establecido las tasas de dosis de los trazadores no fluorados de uso médico con un período de semidesintegración más largo, y éstos se utilizan muy raramente en los estudios de investigación. En caso de utilizarse este tipo de trazadores deben proporcionarse instrucciones individualizadas.

Inicio de página

13. ¿Supone un riesgo para el personal sanitario y de enfermería atender a los pacientes después de una exploración de PET / CT?

No, el cuidado de estos pacientes no supone un riesgo para el personal. Sin embargo, la radiación procedente de los pacientes sometidos a otros estudios diagnósticos con radionúclidos tales como gammagrafía ósea o a terapia con yodo radiactivo puede suponer un riesgo de exposición al personal médico y se necesita precaución con dicha radiación. La de los pacientes sometidos a PET / TC se sumaría a esta exposición. Para reducir al mínimo la exposición del personal sería suficiente con seguir unas sencillas directrices sobre reducir el tiempo en contacto con el paciente y aumentar la distancia al mismo. En el caso de pacientes con catéteres urinarios o incontinencia, las precauciones que se adoptan normalmente cuando se trata con material de riesgo biológico serían suficientes para evitar la exposición excesiva y la contaminación.

Inicio de página

14. ¿Existe algún riesgo ocasionado por la radiación para otros trabajadores que no sean profesionalmente expuestos, como por ejemplo anestesistas, personal sanitario o enfermeros?

No, no se necesitan recomendaciones restrictivas para los trabajadores que no están profesionalmente expuestos, que sólo tienen contacto ocasional con los pacientes sometidos a un examen PET / CT. Las precauciones habituales de reducir el tiempo de contacto y mantener distancia al paciente son suficientes.

Inicio de página

15. ¿Qué requisitos debe cumplir la formación del personal involucrado en PET / CT?

En PET/CT se deben cumplir los requisitos y guías para la formación básica establecidos en cada país para cada categoría profesional (en su caso, los médicos especialistas en medicina nuclear, radiólogos, físicos médicos y técnicos). La naturaleza interdisciplinaria de la PET/CT, en muchos casos se mantendrá mejor mediante la colaboración y el consenso entre órganos profesionales sobre las necesidades de la formación del personal, y la aplicación equilibrada de los programas de formación continuada. Si el equipo de PET / CT se encuentra en el departamento de medicina nuclear, podría ser conveniente que los médicos nucleares adquieran los conocimientos y la destreza que se necesitan para interpretar la CT, y que los técnicos en medicina nuclear reciban la formación necesaria para realizar los exámenes de CT. Por otro lado, si el equipo se encuentra en un departamento de radiología, los radiólogos y los técnicos en radiodiagnóstico podrían necesitar formación en medicina nuclear. En cualquier caso, los médicos, radiólogos y técnicos deben poseer la adecuada formación en PET / CT y en los principios de protección radiológica.

Inicio de página



 
Copyright © 2013 International Atomic Energy Agency, Vienna International Centre, PO Box 100, 1400 Vienna, Austria