English | Español

Task 5. Gestionar la dosis a los pacientes en tomografía computada

Gestión de las dosis a los pacientes en tomografía computada con especial énfasis en pacientes pediátricos

La tomografía computada es un instrumento de enorme utilidad en la práctica médica y en muchos casos es un medio de salvar vidas en la sala de emergencias cuando se necesitan decisiones rápidas. La frecuencia de los exámenes de CT está aumentando en todo el mundo. También está cambiando el patrón de uso, habiendo pasado desde las discretas exploraciones corte a corte, con espacio entre cortes, hasta las CT de multicorte. La rapidez y facilidad con que se pueden realizar los exámenes por imagen han hecho aumentar el uso de esta modalidad hasta incluir los cribados de cuerpo entero, en lugar de restringir el estudio por imagen a una pequeña parte del cuerpo. De acuerdo con el informe de UNSCEAR del año 2000, la CT contribuye con más del 34% a la dosis colectiva de los exámenes de rayos X en el mundo. Esta contribución es mucho mayor en los países desarrollados, en los que se acerca al 50%, o incluso al 70%, a pesar de que la frecuencia de los exámenes de CT en estos países es del orden del 5 al 12%. Si esto se compara con el informe de UNSCEAR de seis años antes, la dosis colectiva debida a estos exámenes ha aumentado en un factor de 2,5. Las dosis a pacientes individuales también ha aumentado más de lo necesario a pesar de los avances tecnológicos, principalmente porque los patrones de uso varían mucho. Hay una creciente toma de conciencia de que la calidad de imagen obtenida en CT es superior, con frecuencia, a la que se necesita para un diagnóstico fiable. Esto se debe a que la exposición excesiva no hace que las imágenes sean demasiado oscuras sino que éstas tengan más calidad de lo necesario.

La dosis de radiación en CT es de especial importancia en el caso de los niños. Es bien conocido que los niños son más sensibles y más propensos a desarrollar un cáncer radioinducido, que los adultos. Un estudio realizado en los EEUU en 2001 indicaba que los datos de exposición utilizados en la CT de niños son similares a los de los adultos. Por tanto se puede entender con facilidad cuál será la situación en los países en desarrollo. Hay una necesidad apremiante de prestar atención a las dosis a los pacientes, sobre todo a los exámenes de alta dosis.

Fase Aportaciones del OIEA Acciones del Estado Miembro
I. Estudio de la práctica
  1. Bibliografía y documentación para llevar a cabo el estudio
  2. Asistencia técnica de expertos y del oficial técnico del OIEA
  1. Seleccionar algunas instalaciones de CT
  2. Realizar un estudio de los datos utilizados en la exposición de niños y adultos
  3. Estimar la frecuencia de los exámenes de CT en niños y las diferencias en los datos de exposición
II. Dosis a los pacientes
  1. Methodología para determinar el CTDI
  2. Documentos técnicos
  3. Beca o visita científica
  4. Asistencia técnica
  1. Dar disponibilidad de físico medico
  2. Estimar el CTDI and DLP
  3. Compararlos con los niveles de referencia de dosis DRL
  4. Preparar el informe de resultados y publicar

Peticiones adicionales del Estado Miembro si las hubiera.

Inicio de página



Social Media

 
Copyright © 2013 International Atomic Energy Agency, Vienna International Centre, PO Box 100, 1400 Vienna, Austria