English | Español

Tarea 7. Prevenir exposiciones accidentales en radioterapia

Prevención de exposiciones accidentales en radioterapia

Antecedentes

La radioterapia, ya sea curativa o paliativa, tiene tres objetivos importantes: eficacia, calidad de vida y seguridad. Desde el punto de vista de la seguridad radiológica, la radioterapia es muy especial porque para ejecutarla se colocan seres humanos directamente en un haz intenso de radiación (terapia de haces externos), o sus tejidos en contacto directo con las fuentes de radiación (braquiterapia), para aplicarles dosis muy altas (entre 20 y 80 Gy), y tanto la sobreexposición como la subexposición pueden tener graves consecuencias. En las etapas que se ejecutan entre la prescripción y la administración del tratamiento de radioterapia, participa un equipo de profesionales de distintas disciplinas en un gran número de etapas. En el caso de la radioterapia de haces externos el tratamiento se compone normalmente de 20 a 40 sesiones o fracciones, cada una de las cuales exige la selección de un gran numero de parámetros de la máquina y del paciente por parte del técnico. Basándose en estas consideraciones, resulta claro que hay una posibilidad significativa de cometer errores con consecuencias devastadoras, como ha quedado demostrado en una serie de casos publicados. Por tanto, se necesitan medidas preventivas especiales.

Se han impartido cursos en cuatro regiones y en tres idiomas (inglés, español y francés). El método utilizado fue el de describir las exposiciones accidentales graves que ha ocurrido en radioterapia, resumir las consecuencias de dichos casos, que en algunos casos fueron devastadoras, y dar recomendaciones sobre medidas para prevenir otros casos como ésos. La audiencia fue multidisciplinaria, constaba de profesionales directamente involucrados en radioterapia, tales como oncólogos radioterapeutas, técnicos, físicos médicos así como reguladores.

Actividades principales

Se espera que las contrapartes nacionales del área temática 3 (exposición médica) en colaboración con las clínicas de radioterapia lleven a cabo las siguientes acciones:

Acciones recomendadas:

A. Fase I. Proyecto piloto. Revisar la situación de partida de la práctica clínica

El experto revisará los informes con el fin de evaluar la eficacia de las barreras de seguridad actuales. La revisión analizará la relación entre los incidentes potenciales y los reales incluidos en el informe, así como el nivel global de información aportada en el informeEl experto revisará los informes con el fin de evaluar la eficacia de las barreras de seguridad actuales. La revisión analizará la relación entre los incidentes potenciales y los reales incluidos en el informe, así como el nivel global de información aportada en el informe

  1. Se identificarán los centros de radioterapia que van a colaborar en el proyecto con la aportación de las contrapartes nacionales
  2. Las contrapartes nacionales in colaboración con los expertos revisarán el estado de las barreras de seguridad, tanto las tecnológicas como las basadas en procedimientos, que existen en las clínicas de radioterapia nacionales que colaborarán en el proyecto
  3. Las clínicas nacionales de radioterapia que participen en el proyecto informarán de los incidentes potenciales y reales al OIEA para ser evaluados, incluyendo la información de en qué parte del proceso se descubrieron estos incidentes. La duración de la fase piloto es de un año.
  4. El experto revisará los informes con el fin de evaluar la eficacia de las barreras de seguridad actuales. La revisión analizará la relación entre los incidentes potenciales y los reales incluidos en el informe, así como el nivel global de información aportada en el informe

B. Fase II. Reforzar las barreras de seguridad en la práctica clínica

  1. Los centros de radioterapia nacionales que participen recibirán barreras tecnológicas y apoyo para aplicarlas, así como en aplicar barreras basadas en procedimientos, todo ello con asistencia técnica de un experto y del oficial técnico del OIEA
  2. Dichas clínicas volverán a enviar un informe sobre los incidentes potenciales y reales para que lo evalúe el OIEA, en el que se incluirá información de en qué parte del proceso se descubrió cada uno. La duración de esta fase será de un año.
  3. El experto volverá a revisar los informes para valorar la eficacia de las nuevas barreras de seguridad. En la evaluación se analizará la relación entre los incidentes potenciales y los reales incluidos en el informe, así como el nivel global de información aportada en el informe.
Fase Aportaciones del OIEAs Acciones del Estado Miembro

I. Piloto

  1. Revisión de las barreras de seguridad actuales
  2. Revisión de los informes iniciales
  1. Identificar los centros que participarán
  2. Revisar las barreras de seguridad actuales

II. Seguridad reforzada

  1. Aplicación de las nuevas barreras de seguridad
  2. Revisión de las nuevas barreras de seguridad
  3. Revisión de los informes tras la aplicación de dichas barreras
  1. Revisar las nuevas barreras de seguridad


Inicio de Página



Social Media

 
Copyright © 2013 International Atomic Energy Agency, Vienna International Centre, PO Box 100, 1400 Vienna, Austria